Feeds:
Entradas
Comentarios

Mi papá era un artista, pero nunca tomo al arte muy en serio, sólo al final de sus días se dedico más a pintar. Hace muchos años él me dio mi primer kit para iniciarme en el mundo de la pintura, una caja de herramientas con todo lo que iba a necesitar para pintar: colores pastel, acuarela, pintura al óleo, pinceles y una paleta; no los usé durante muchos años; hasta que un día decidí perseguir ese sueño que estaba escondido dentro de mí y empece a pintar. Me enamore por completo de ello, ahora tengo algo que es mío, mi espacio, mi mundo y puedo pasar horas pintando sin que me de cuenta del paso del tiempo. A veces, cuando miro a mis pinturas me da mucha nostalgia, porque mi papá no alcanzo a ver nada de lo que he pintado y nunca lo hará.

Mi arte me ha enseñado muchas cosas, ahora miro el mundo de otra manera, me fijo en las ramas de los árboles, en sus formas, observo con detenimiento los  colores de las flores, me doy cuenta como la luz afecta y cambia el paisaje y como el mundo es un lugar diferente desde la perspectiva de la pintura. Ha puesto a prueba mi paciencia mientras espero a que mis pinturas se sequen, ya sea para aplicar otra capa o para continuar con mi pintura; he aprendido a ser perseverante nada queda perfecto en el primer intento, hay que practicar y volver a intentar muchas veces, muchas horas; me ha dado las ganas de luchar, de perseguir sueños, de creer que si se puede que vale la pena intentarlo.

Cada uno de nosotros debe luchar por encontrar esa pasión o actividad que nos motiva a vivir, a soñar y a sonreír. Estoy agradecida porque la pintura llego a mi vida y espero poder aprender cada vez más, mejorar, ser humilde para aceptar las criticas y los complementos y lo más importante seguir disfrutándolo como hasta ahora.

Si quieres conocer mi arte, puedes ir a mi portafolio http://www.eugeniaalvarez.com/ o a mi tienda virtual http://fineartamerica.com/profiles/eugenia-alvarez.html  allí encontrarás mis pinturas disponibles en diferentes formas: impresiones, impresiones en canvas, impresiones enmarcadas, tarjetas, etc.

 

Eugenia_Alvarez_-_Artist

 

 

 

 

Eugenia_Alvarez_-_Prints__Posters__Canvas_Prints__Framed_Prints_Acrylic_Prints__Greeting_Cards__and_iPhone_Cases

 

 

Llego el momento de sentarse y mirar hacia atrás al año que se esta despidiendo de nosotros y concluir que clase de año fue para nuestras vidas, que nos “dejo” y que nos “quito” .

El 2014 para mi fue un año difícil, gracias a Dios no tuve ninguna tragedia cercana, pero siento que fue un año que me puso a prueba constantemente. A travez de el perdí amistades y gane otras, entendí que cada cual tiene su propio camino y que si alguien en algún momento se separa de ti es simplemente porque su vida se encuentra en otro momento y en otra jornada que no corresponden a la tuya y que no por eso debes sentir rabia ni rencor hacia los que ya no caminan a tu lado, por el contrario les debes desear lo mejor y mandarles bendiciones, para continuar tu camino con los que te queden alrededor, (así sean pocos) ellos son los que te corresponden en este momento y aunque te sientas solo algunas veces, debes entender que es una etapa más de tu vida en la que la soledad es la guía y en la que debes aprender a disfrutar tu propia compañía y agradecer por los compañeros que se encuentran a tu lado.

El 2014 también me dejo la confirmación de “mi arte” descubrí que amo pintar, amo crear y sueño con pasar mis días pintando, experimentando y aprendiendo diferentes medios y técnicas existentes; cuando pinto las horas pasan muy rápido, nada más existe, solo un lienzo en blanco frente a mi que espera a ser llenado con una explosión de color previamente mezclado en mi paleta.
Mis hijos también descubrieron el arte y es una actividad que disfrutan bastante creando cosas muy lindas, de las cuales tengo toda una galería con sus obras expuestas para que las miren y se sientan satisfechos de sus logros; Julian por su lado disfruta de nuestro arte, nos apoya en nuestra locura y es un soporte indispensable para este sueño.

Con el 2014 me llevo puestos los abrazos y los besos de mis hijos, esos besos y abrazos que siguen siendo auténticos, llenos de un amor puro y verdadero, llenos de inocencia, de esos que desafortunadamente cuando ellos crezcan nunca volverán a ser tan intensos y tan reales como lo son ahora.

Este año también me deja grabado en mi corazón la inocencia de la niñez de mis muñecos, sus ocurrencias, sus locuras, sus risas, sus lagrimas, sus conflictos, sus golpes (algunos como el de los dientes de Lukas que nos dolió tanto como a él) sus amigos, su aprendizaje, sus derrotas, sus logros, su crecimiento.

El 2014 me regalo el mejor viaje de mi vida  y me mostró la inmensidad y la belleza de las Canadian Rockies, me dejo maravillada de lo hermoso que es nuestro planeta y me reafirmo que mi vegetarianismo ha sido una decisión correcta y buena para mí.

2014 gracias por todo, lo bueno lo malo, lo feo, lo lindo, gracias Dios por un año mas de vida al lado de la familia mas linda con la que yo pudiera soñar.

¡2015 Bienvenido! te recibo con los brazos abiertos y agradecida por todas las bendiciones y alegrías que traerás contigo.

Un Feliz año y lo mejor de lo mejor para todos!

 

 

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 2.100 veces en 2014. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 35 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

¿Como vencer el miedo?

Cuando el miedo se interpone en nuestro camino, nos pondrá todas las trampas necesarias para evitar que logremos nuestro objetivo.

El miedo se encarga de susurrarnos al oído qué no somos capaces, qué no somos good enough, el miedo que no es otro sino el EGO disfrazado, nos controla y nos dice constantemente qué ni para que intentarlo si lo más seguro es que vamos a fracasar, qué nos evitemos el sufrimiento, el trabajo y el desgaste, qué es mejor quedarnos estáticos, en nuestra zona de confort en donde todo esta controlado y es conocido, qué de verdad no vale la pena irse a buscar lo que no se nos ha perdido porque seguramente nos va a traer decepción y sufrimiento.

Tenemos tanto miedo a fallar que preferimos quedarnos con las ganas de lo que pudo haber sido y no fue, porque no tenemos el coraje suficiente de pararnos y luchar y de creer en nosotros mismos. Los que triunfan, los que logran sus objetivos y sus metas no las consiguen al primer intento, ni al segundo ó al tercero, para triunfar toca trabajar y MUCHO, toca esforzarse, fallar, levantarse, volver a caer, volver a levantarse… cada vez con más experiencia, cada vez con más conocimiento, sabiduría y con más fuerza. De eso se trata el juego y ese juego duele y solo los que son valientes lo consiguen.

¿Cual sera el camino a elegir? ¿Quedarse quietecito sin hacer nada, conformándose con lo que hay? O arriesgarse, buscar, guerrear, trabajar duro, aprender, y apostarle a lo desconocido añorando una realidad diferente?

La decision esta en nuestras manos, si de verdad deseamos un cambio con todas nuestras fuerzas, el sentimiento sera tan grande que nos obligara a tener disciplina (sabiendo que la disciplina implica trabajo, esfuerzo e incomodidad).

El miedo se vence con su opuesto El AMOR, pero el amor puro y verdadero el que es incondicional, compasivo y servicial, el amor que puede enfrentar a nuestros miedos y nuestro ego y aunque no sabremos si el triunfo estará garantizado, al menos tendremos un motor por el que vivir, una motivación que nos obligara a dar lo mejor de nosotros mismos y con cada pequeña batalla ganada nuestro corazón se llenara de amor y de más ganas de seguir luchando.

 

“El retoque”

Vivimos en una época en que pocas cosas son originales, con la tecnología que tenemos disponible, ahora todo esta “retocado” y es como si el mundo actual exigiera que todo sea retocado porque si no lo está, no sirve o no se considera lindo.

Por ejemplo la fotografía. Yo ya no creo casi en las fotos que veo, muy pocas son originales, los fotógrafos profesionales le hacen una cantidad de retoques a la imagen original con algún editor de fotografía para conseguir esa foto perfecta que vende y trae prestigio y los que no son profesionales (el resto de la humanidad) antes de “compartirla ” en alguna red social, le hacen los retoques que su celular les permita sentándose a esperar cuantos “likes” va  a merecer la foto por parte de sus “amigos” de su red social.

Toda esta “corrección” me crea sentimientos encontrados, porque si bien se por experiencia propia, que los programas de edición digital son complicados y que saber manejarlos bien, requiere de estudio, experiencia, habilidad y de mucha practica para poder obtener buenos resultados, al ver imágenes espectacularmente hermosas, me hacen dar mal genio, porque se que tanta perfección solo fue posible gracias a Photoshop u otro editor y que están lejos de la realidad.

Lo mismo pasa con las pinturas e ilustraciones de libros, después de terminar una pintura muchos artistas antes de ofrecer a la venta las copias impresas de sus obras hacen retoques editan la pintura, en muchos casos copiando y pegando partes de la imagen, para crear así el cuadro perfecto, que despierte la admiración de los demás y alimenten el ego del artista.

Con esta mentira constante, yo me pregunto como se sentirían de traicionados y desilusionados los grandes pintores de la humanidad como Van Gogh, Monet, Renoir, Picasso, etc, si vieran que ahora con una simple aplicación de un smartphone, se puede convertir una foto en cualquier estilo de pintura imaginable como impresionista, cubista, etc, en menos de un minuto.


Y es que el ser humano esta obsesionado con enmascarar y disfrazar la realidad, las mujeres maquillándose para tapar las imperfecciones de la cara, las fotos de las modelos retocadas buscando el cuerpo perfecto, las muñecas como Barbie que tienen un cuerpo distorsionado de la mujer y los hombres metrosexuales obsesionados por sacar músculos, abdomenes marcados con six packs y cuerpos lampiños que ahora muchos lucen.

Vivimos en un mundo de fantasia, en un mundo en que poco o nada es como parece, se muy bien que la tecnología nos facilita la vida y nos permite hacer cosas que hace unos años eran inimaginables, pero me da tristeza que ahora todo deba ser una “version mejorada”, estar buscando siempre escribir el tweet perfecto, el post perfecto, la foto perfecta, el mejor de los selfies  todo buscando obtener el máximo numero de “likes” ¡Que desgaste y que presión tan grande vivir de esta manera!

¿Que nos paso? Porque tanto terror a mostrar la realidad, porque nuestro ojo se volvió tan exigente y tan critico que lo normal ya nos nos sirve y no vende?

¿Porque tendemos a disfrazar todo? ¿Porque los humanos tenemos esa necesidad de siempre mostrar nuestra “mejor version” así está este lejos de la realidad?

El miedo a no ser aceptados, a no pertenecer, a no encajar, el miedo en conclusion nos hace alejarnos cada vez mas de nuestra esencia, de nuestra verdad, por eso todo lo queremos mejorar, retocar y pasarlo por Photoshop para mostrar lo mejor que de nosotros, olvidándonos que “No se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.“(fragmento_de_el_principito.)

 

 

“Mi Casa”

Se puede decir que soy una persona casera. Con el pasar de los años he descubierto que para mí no hay lugar mas especial que mí casa. Y si cuando estoy en ella, se encuentra mi familia, ahí si me encuentro feliz y completa. A muchas personas “les pica la casa” literalmente, mantienen pensando en planes para hacer, lugares para visitar o algún pretexto para salir todos los días y no me lo tomen a mal, por supuesto que disfruto pasear, conocer, explorar, estar afuera con amigos y mi familia; pero cuando se puede y no es obligación salir, para mí es un verdadero placer quedarme en mi casa, jugar con mis niños, pintar, leer o simplemente estar sin hacer nada especial y sentir que no hay nada en ese momento que me falte y me haga salir de ella.

Agradezco no tener la urgencia ni la necesidad de salir cada viernes o fin de semana a una discoteca o a un bar a llenar vacíos con “soluciones temporales”, para luego volver a enfrentar una soledad y un vacío mas grande, afortunadamente y gracias a Dios yo ya no tengo esos grandes vacíos y mi vida se encuentra en una etapa en que la “parranda” quedo atrás, es algo que ya viví, disfruté, pero que ya no hace parte de mí, ahora estoy en una etapa de tranquilidad donde se que me gusta y que no, y con que clase de personas me gusta estar y con cuales no, y si alguna situación o persona no “cuadra” con la forma en que ahora veo la vida, la dejo con respeto y sigo mi camino, teniendo claro que todos nos encontramos en diferentes niveles de crecimiento y cada uno debe vivir lo que le toca para crecer espiritualmente.

Como ven mi casa no solo es mi casa física, mi casa representa mi vida en este momento, mi familia, nuestro amor, la forma en que vemos la vida, nuestros valores, lo que consideramos importante y queremos transmitir a nuestros hijos, la clase de personas que queremos ser, la forma en que queremos contribuir con nuestra comunidad y nuestro planeta y el crecimiento personal y espiritual en el que nos encontramos en este momento.

Hoy quiero dar gracias infinitas por tener una casa en la que me siento completamente feliz, por tener una familia a la que amo con todo mi corazón y por estar en un momento de mi vida en el que me siento completa, respaldada y por encontrarme en un camino que me hace sentir es el correcto para mí y para nuestra familia. Amen!

 

Stars

It has been a long time since I have seen the stars at night, I guess that is one of the “prices” that you have to pay when you become a parent and don’t have any family around to help you.
So every time that I have the opportunity to see them I just stare at them as if it was the first time that I see them.
Tonight is one of those nights and I just regret that I cannot take pictures to remember them and not forget that they are out there even when I can’t see them.

A %d blogueros les gusta esto: